El Municipio

Arquitectura civil
La vivienda tradicional
El nombre de las calles
Servicios colectivos
Mancomunidad Margañan
La fauna

Arquitectura civil

La amplia Plaza Mayor de forma trapezoidal en el centro del pueblo alberga además de alguna vivienda, la fachada principal de la Iglesia Parroquial y el edificio del Ayuntamiento. De ella parten radiales las calles principales y por ella cruza la carretera que une Mancera de Abajo y Malpartida.

Plaza Mayor. Foto de el programa de fiestas de 1985 Jardín de la Plaza. Agosto 2000

La Plaza es el espacio de la vida social del pueblo, alberga los cafés, muy concurridos en la hora de la partida. Es donde se celebran los bailes públicos, el de orquesta y el baile de San Roque. Allí se instalan los baratillos, vendedores ambulantes que venden de todo y hasta hace unos pocos años, era donde representaban sus funciones los titiriteros o se proyectaban las películas de los primeros cinematógrafos.


Ayuntamiento de Salmoral

El edificio del Ayuntamiento está muy reformado y se asienta sobre otro del siglo XVI del que aún pueden apreciarse los machones y cornisas de las columnas del antiguo porticado. A sus espaldas está el corral del Concejo, órgano medieval donde los domingos a toque de campana se trataban en asamblea popular los problemas del pueblo. A principios del siglo XX el edificio del Ayuntamiento aun albergaba las viejas escuelas.

Detalles de los machones y cornisas del antiguo ayuntamiento

La antigua casa parroquial se levanta a los pies de la iglesia frente a la torre, construida de granito de una sola planta, lo más característico es su puerta de arco de medio punto con grandes dovelas; hoy propiedad particular, se ha reformado respetando la vieja puerta.


Antigua casa parroquial reformada

El cementerio de construcción antigua data seguramente de la Ilustración, época en que se intentó sacar de iglesias y ermitas los enterramientos familiares. Se sitúa a las afueras del pueblo, al este. Su tapia es de piedra de granito, dentro está el edificio del depósito y no tiene capilla. Tuvo una ampliación de espacio por el este en los años 60 y se incluyeron en el camposanto los enterramientos de fuera del cementerio, los del otro lado de la valla, los que no se habían enterrado en sagrado por distintas causas.


Puerta del camposanto

La vivienda tradicional

Las casas de los labradores eran de tapial de adobe, los bajos de los muros se reforzaban con rodapiés de cantos y piedra de granito; las jambas y dinteles de puertas y portadas también solían fortalecerse con granito.


Trasera de una casa tradicional

Por los Barrancos (calle de Santiago) había una laguna hoy desecada, de donde se extraía el barro para hacer los adobes. Los últimos adobes se hicieron hace unos años en el huerto de la tía Gabina, a la salida del pueblo por Carrá Nueva.

El barro se mezclaba con paja o cenizas y tras amasarlo se echaba en moldes de madera para darle la forma regular, después se ponía a cocer al sol. El mortero con el que pegaban los adobes también era barro.

Las casas tenían un corralcorraliza o corralón- accesible desde la calle por una amplia portada para poder meter el carro y las mulas, con colgadizos techados donde colgaban los aperos de la labor y patio abierto en el centro.


Corral de una casa tradicional.

En el corral solía haber un pozo con pilón para abrevar las caballerías. Las gallinas y conejos se separaban por alambradas y el pozo, cuando era potable, se mondaba (limpiaba) todos los años para poder beber el agua.


Entrada principal de una casa tradicional

En la cocina se echaba lumbre a ras del suelo, debajo de la campana de la chimenea. En los fríos inviernos con la paja de algarroba o cereales, se quemaban manojos de sarmientos, cepas y trozos de madera de encina, restos del antiguo monte. La olla cocía durante toda la mañana al amor de la lumbre. Los muebles de la cocina eran pocos, alguna silla, tajos (mesas), algún vasar para la loza y una alacena donde guardar los útiles y condimentos.

En la despensa estaba la fresquera, donde se guardaba la carne fresca, pescado y el queso fresco de oveja o cabra que hacian en el pueblo. Entonces no había frigorifico.

La sala y las alcobas eran zonas muy reservadas de la casa y solían situarse próximas a la cocina. Algunas alcobas tenían camas con dosel, otras veces era una simple tarima con un jergón de lana o paja. Las ropas de ajuar se guardaban en arcones y baúles. Los suelos de las viviendas más antiguas eran de barro compactado mezclado con chinas.


Casa antigua de ladrillo

El sobrao era el espacio abuhardillado que cubría el tejado, se usaba para guardar zaleos y en las buenas cosechas, guardaba el grano que no entraba en la panera. El tejado se formaba a dos aguas a partir de la viga cumbrera con los cuarterones.

A la vivienda principal se accedía por una puerta pequeña, a veces con la hoja partida en dos piezas, aunque algunas casas tenían salida a dos calles, la puerta en una y la portada en otra, lo que originó que hubiese calles que sólo tenían portadas como la calle de las Traseras.


Trasera de una casa de la calle Mesones

En las casas mejor equipadas había un sistema de calefacción, la gloria, que consistía en un falso suelo en salas y alcobas, recorrido por tubos de arcilla, por donde circulaba aire caliente producido por la combustión de paja y madera en la cocina. Cuando no funcionaba en verano servía de escondite para los juegos de los niños.

Muchas casas tradicionales conservan aún la bodega, con enormes tinajas de barro como recuerdo de los tiempos de abundancia de vino, cuando cada casa tenía su propio lagar y pisaba para el gasto. Los excesos de producción se vendían anunciándolo con una banderita de color blanco o rojo, según que fuera blanco o tinto el vino en venta.


Antigua tinaja.

Había otros anejos próximos o dentro de las casas, como el pajar donde se almacenaba la paja para los animales y la lumbre. La paja se metía en el pajar por una pequeña ventana cuadrada llamada bozín. En las paneras se almacenaba el grano y en la cochinera se criaba el marrano para la matanza.

Censo de Viviendas (1966)

Principales

153

Secundarias

273

(Fuente: Diputación de Salamanca – CIPSA)

Las casas de los ganaderos eran muy similares aunque solían tener corralones más grandes para estabular las ovejas, con comederos, grandes pilas, abrevaderos y piedras de sal.

El nombre de las calles

Los nombres de las calles de toda población española reflejan siempre un trozo de su historia, las que siguen son las calles de Salmoral y en algunos casos la procedencia de sus nombres.


Plano urbano de Salmoral

Plaza Mayor. Es el centro neurálgico del pueblo, con los tiempos y según las circunstancias cambiantes ha recibido distintos nombres, plaza de la Constitución, plaza del Generalísimo, etc. En el pueblo se conoce como "la Plaza" y en ella se ubica el ayuntamiento, la fachada principal de la iglesia y los cafés.


La Plaza desde la calle del Doctor Almeida

Plazuela del Quinto Centenario. Moderna plaza ajardinada, reformada con motivo de los acontecimientos culturales del Quinto Centenario del Descubrimiento de América que se celebraron en 1992. Antiguamente se la conocía como la Plazuela.


“Plazuela del V Centenario. En testimonio de hermandad con los pueblos de América
de nuestra comunidad de naciones en homenaje también a las gentes de los pueblos
de Castilla y en especial a los hombres y mujeres de Salmoral que participaron en la
empresa de España en Indias.”


La fuente Vieja o fuente Santa


Calle Alegre. Antigua calle de Ánimas, los mayores aún la conocen por ese nombre. Por ella pasaban los entierros hacia la ermita de San Pablo, uno de los lugares donde se inhumaba a los difuntos.

Calle Calvo Sotelo. Se puso este nombre durante la Guerra Civil o la posguerra, siempre ha sido la calle de Alba y así se la conoce en el pueblo, es muy larga y ancha y cruza de todo el núcleo de este a oeste.


Calle de Alba

Calle Calleja.

Calle Carnicería. En esta calle existió una carnicería o un matadero durante muchos años.

Calle Concejo. En ella está el corral del Concejo también estaba una de las herrerías, desemboca en la Plaza.

Calle del Doctor Almeida. D. Lorenzo Almeida fue durante muchos años el médico de Salmoral, ayudó a nacer y sanar a la mayoría de los habitantes del pueblo, él y su esposa Dª Andrea eran muy queridos. Desemboca en la plaza Mayor.

D. Lorenzo Almeida y Dª Andrea. Foto de Gloria y Pepi

Calle Empedrada. Antes del asfaltado de las calles, a finales de los años 60 estaba empedrada con pedernales planos y barro compacto.

Calle Eras. Conduce a las eras donde se realizaban las labores agrícolas.

Calle Esperanza. Antes calle del Barrero, en tiempos había una laguna y era un lodazal.

Calle Hornos. Estaba el horno donde se cocía el pan.


Calle Hornos

Calle Iglesia. Conduce a la iglesia parroquial. Viene desde el prado y es la carretera que une Mancera de Abajo con Malpartida.

Calle José Antonio. Antigua calle de los Mesones, unía la entrada por la carretera de Peñaranda con la salida hacia Malpartida, había varios mesones y posadas.


Casa de la calle Mesones que fue antiguo mesón

Calle Macotera. Desemboca en carrá Macotera, desde hace pocos años la carretera local SA-400 que une Salmoral con Macotera.

Calle Rufino Arrimadas. Durante muchos años fue la calle de la Fuente por desembocar en la fuente Vieja que abastecía de agua al pueblo. D. Rufino fue el Secretario de Salmoral hasta hace unos años, su hermano D. Eustaquio Arrimadas era el Secretario de Malpartida. Eran hijos de D. Lorenzo Arrimadas que fue Secretario de Salmoral y Malpartida.

Calle Santiago. Antes calle de los Barrancos, da salida a carrá Santiago, había una charca de donde se extraía el barro para hacer los adobes de las casas del pueblo. Hace años el Ayuntamiento la hizo desecar y concedió suelo gratuito a habitantes del pueblo para que se construyeran casa o corrales.

Calle de los Talaos. Dedicada a esta familia de famosos dulzaineros de Salmoral. Hasta hace unos años era la calle de Salas Pombo, político de los años 50. Antes aún era la calle de la Leña pues por ella entraba la leña cuando se arrancó el antiguo monte de encina.

Calle Traseras. Se llama así porque dan las traseras y los corrales, circunvala prácticamente todo el nucleo del pueblo.

Servicios colectivos

El agua corriente no llegó a Salmoral hasta finales de los años 60. Las calles también se asfaltaron por entonces; previamente se habían empedrado algunos tramos por iniciativa de los vecinos.

Unos años después se cambió el sistema de alumbrado de 125 a 220 voltios. Con el viejo sistema, algunos años en las fiestas patronales, cuando los músicos conectaban sus instrumentos eléctricos, el pueblo se quedaba sin luz.

El servicio automático de telefonía llegó hace pocos años; la mejora en las rentas propició que en el año 96 hubiese en el pueblo 129 números de teléfono. Sin embargo, la centralita manual de clavijas y manivela estuvo funcionando  en casa de Manola, hasta hace bien poco. En el año 98 se instaló la primera cabina telefónica en los soportales del Ayuntamiento.

Hoy que la tecnología nos sobrepasa, en Salmoral la cobertura de telefonía móvil aún deja mucho que desear, la antena instalada en el cerro del Cristo de Macotera es insuficiente.

Mancomunidad Margañan

Desde 1.978 la subcomarca económica Mancomunidad Margañan agrupa los pueblos que riega el río Margañan para cubrir determinados servicios públicos que sería muy caro que cada pueblo asumiese de forma individual. Tiene su sede social en Tordillos y agrupa a los pueblos de:

  • Alaraz
  • Macotera
  • Malpartida
  • Salmoral
  • Santiago de la Puebla
  • Tordillos
  • La mancomunidad proporciona siguientes servicios (Fuente: Páginas web de la mancomunidad):

    Todo ello sin olvidar que Peñaranda como cabeza de partido presta los otros servicios básicos:

    La escasez de población, producto de la emigración, propició la reducción de servicios de la comunidad. Hasta los años 70 el párroco de Salmoral era exclusivo y vivía en el pueblo. Hoy los servicios religiosos están cubiertos por un párroco que atiende además Mancera de Abajo y las Carmelitas de Mancera y que reside en Mancera. Salmoral pertenece desde 1953 a la Diócesis de Salamanca, concretamente al Arciprestazgo Nº 11 "Peñaranda".

    El médico exclusivo del pueblo desapareció también ante la falta de pacientes y hoy un médico y un ATS atienden las consultas sanitarias en el consultorio, al que acuden en determinados días y horas. Hay también una farmacia que abre unas horas al día.

    Los niños de Salmoral de primaria y primer ciclo de secundaria acuden a la escuela a Macotera. Macotera agrupa los Juzgados de Paz de los pueblos de la zona.

    Agrupación de Juzgados de Paz - Macotera

    Alaraz

    Bóveda del Río Almar

    Cantaracillo

    Malpartida

    Mancera de Abajo

    Nava de Sotrobal

    Salmoral

    Santiago de la Puebla

    Tordillos

     

    La fauna

    Según los mayores hasta la década de los 60 llegaban al término, desde Migalvín o Malpartida, lobos solitarios que venían de las sierras de Ávila. En años de escasez bajaron hasta las Cañadas e incluso hasta las escuelas.

    En las huertas de carra Santiago podían verse hasta hace poco algún turón y garduñas. Los pequeños montículos producto de los topos tenían minado el Prado en los veranos. Los erizos son abundantes por la zona, se han encontrado algunas veces hasta dentro de núcleo urbano.

    Madoz en 1847 mencionaba como producción: "hay ganado lanar y vacuno, y caza de conejos y perdices". El último conejo debió desaparecer con la última encina. Todavía hay alguna perdiz y alguna liebre; hasta hace unos años en algunas casas se criaban perros galgos para correr la liebre.

    Las aves migratorias paran en el pueblo a su paso, a finales del verano en el prado de Abajo pueden verse las enormes, aunque muy esquivas, avutardas. Las cigüeñas vuelven todos los años al nido de la torre y hace unos años hicieron un nuevo nido en la campana del reloj.

    Tórtolas y torcaces se ven en los chopos del regato de las Cañadas igual que chovas en el huerto del Marqués. La paloma común ha vuelto a invadir las bóvedas y el campanario de la iglesia, seguramente por desequilibrios en los predadores.

    Los aguiluchos ratoneros forman parte del paisaje estival, en su vuelo estático en los rastrojos buscan pequeños ratones de campo. Aún se crían alcotanes en la torre, al principio del verano siempre se cae alguno del nido que los muchachos intentan criar en casa.


    Aguilucho ratonero


    Alcotán

    Pueden verse otros muchos pájaros: golondrinas, tordos, gorriones, jilgueros, terreras, etc.

    En las lagunas hasta hace poco paraba había alguna gallina ciega o poya de agua

    Los reptiles están representados por culebras en los regatos, ranas, salamandras y tritones. Las lagunas del Prado se han repoblado de peces y cangrejos.