Localismos

A continuación se relacionan una serie de palabras y dichos comunes en Salmoral. Algunas vienen en el diccionario pero se usan poco fuera del pueblo, otras son vulgarizaciones de palabras comunes pero que aquí tienen una acepción peculiar, otras son parte del lenguaje de la comarca, también hay palabras que podrían derivar del antiguo bable leonés que se habló en la zona durante la Edad Media.

Todas ellas formaban parte del lenguaje cotidiano de la gente de Salmoral, en especial de los más mayores, algunas aún se escuchan y otras han caído en desuso por la evolución de las técnicas agrarias, hábitos sociales, etc.

Se han excluido los términos referidos a herramientas y labores del campo, que aunque llaman la atención, se emplean con idéntico significado en muchos lugares de la zona. Dichas palabras si figuran en la página de "Música y tradiciones" y su significado se explica o puede deducirse del contexto. También se han excluido las medidas antiguas que se tratan en "Historia local".

A

Achiperres.- Herramientas, trastos o aparejos para una tarea determinada.

Aciguar.- Prestar atención o atender. “Desde que se ha echado novia no acigua a nada"

Adrede.- Aposta, a propósito, deliberadamente.Achiperres de labor

Aguzar.- Afilar un instrumento cortante. “Voy aguzando la hoz para la siega”.

Aina.- Casi. “Ainas te caes" o “Ainas me mato".

Almentar.- Mentar, nombrar, recordar. “Te estábamos almentando

Al pesco.- Pendiente de algo o de alguien. “Hay que andar al pesco con el fresquero, si no tiene a nadie se marcha enseguida”.

Albañal.- Canal en el suelo para dar salida de aguas de una casa a otra.

Albarcas.- Abarcas, calzado de campo, con suela de goma sujeto por cuerdas de esparto o correas.

Aldaba.- Pieza de metal para cerrar las hojas de las ventanas de cuarterones.

A mayores...- Además.

Ambrucio.- Goloso, glotón. “¡Será ambrucio, no se ha comido la bandeja de mantecaos!”.

Amo.- Patrón agrícola. (ver criado).

Amodorrarse.- Quedarse dormido o dar una cabezada. “Se quedó amodorrao en el velatorio de la tía Manuela”.

Amoscar(se).- Emborracharse o enfadarse. “Con la prueba del aguardiente se amoscaron todos”.

Ancá o encá.- A casa de. “Vete ancá la Alfonsa, que te dé una gaseosa”.

Andancio.- Enfermedad que afecta a muchas personas

Andar a .- Ir a por algo. Se usaba cuando los muchachos, en una travesura, iban a robar uvas o un melonar. “Estos andan a uvas”.

Andorga.- Barriga, estómago. “Llenar la andorga (comer)”.

Andurriales.- Parajes o lugares. “- ¿No va Vd. a ir a Madrid? –No, yo no voy por esos andurriales.”

Anduvon.- Anduvieron.

Angüarina.- Gabán de paño sin mangas para el campo.

Antier.- Anteayer.

Añusgarse.- Atragantarse.

Apalabrao.- Encargado, reservado “Tengo apalabrao con Nilo un cordero para la Fiesta”.

Apear.- Maniatar con los apeos a los animales de labor. Apeos.- Cuerdas con las que se trababan las patas delanteras de las caballerías para que dejarlas pastando en el prado sin peligro de que escaparan.

Arca, arcón.- Especie de baúl de madera.

Argañas.- Espinas del pescado y filamentos espinosos de las espigas de cebada.

Arrea.- (Imperativo) Ve a algún sitio o a hacer algo. “Arrea pal pueblo”.

Arrebujar.- Envolver, arropar. “Nos pasamos el invierno arrebujaos en una manta”.

Arrengado, derrengado.- Desriñonado, persona o animal que no puede con su carga.

Arrojar.- Vomitar.

Asogatao.- Adormecido.Antiguo traje charro

Ato.- Vestido, conjunto de ropa. “No sé que ato ponerme”. Los más mayores, hasta hace unos años, usaron el calzón negro ajustado y la blusa charra. La blusa, también negra, caía suelta por cima de los brazos y se sujetaba con unos botones de plata, que fabricaban fundiendo las monedas de curso legal (duros y pesetas).

Atufao.- Aturdido  por la falta de oxígeno producida por la combustión. “Estuvimos toda la tarde al brasero y salimos atufaos”.

Atusarse.- Lavarse la cara.

Aviar.- Arreglar o apañar algo. “Cuando acabe de aviar (la casa), voy a llegarme al fresquero”. Aviar(se).- Prepararse. “Avía que ya han tocado la segunda a misa“.

Azuzar.- Enfrentar, enconar, animar contra algo o alguien. “Me azuzaron los perros”.

B

Babieca.- Alelado, tonto. “¡Anda bobo, babieca!”.

Baldao.- Dolor de espalda que te inmovilizaba, lumbago.

Baratillo.- Vendedor ambulante, se anunciaban con un pregón e instalaba en la Plaza. Vendía quincalla, ropa, etc.

Barcina.- Red de esparto que se colocaba entre los palos de los carros preparados para hacer el traslado de los haces de trigo y cebada , de las tierras a las eras , para ser trillados.

Barril.- Recipiente de barro con forma de botijo de una sola boca y dos asas en la parte superior. Se utilizaba para llevar vino y agua a la era o a las tierras.

Barrila.- Botijo de barro.

Barruntar.- Intuir. “Las ovejas barruntan nublao”.

Beretes o Boceras.- Manchas y suciedad alrededor de la boca. “¡Vaya unos berretes que te has puesto!, ¡Vaya boceras! ”.

Bozín.- Ventana del pajar por donde se metía la paja. En modo figurado, boca grande. “Cuando llora, abre la boca que parece un bozín”.

Bragazas.- Hombre influenciable, manejable o cobarde.

Buche.- Cría de burro.

C

Caballería.- Término genérico para animal de labor, mula, burro, macho.

Cabezuela, escoba de.- Escoba fabricada con una planta del mismo nombre. Se usaba para barrer los corrales y puertas.

Caldero.- Cubo de latón, balde. “El caldero se ha caído al pozo”.

Calima.- Aire o ambiente atmosférico enrarecido.

Calostros.- Requesón, leche del primer ordeño tras el parto. Se hervía y ponía a escurrir el suero, la pasta resultante se mezclaba con un poco de azúcar y era una golosina para los niños.

Canales, las.- Impuesto municipal por el agua.

Candar.- Cerrar la puerta con llave. Las puertas sólo se cerraban por la noche, de día estaban abiertas, incluso cuando no quedaba nadie en la casa.

Canículas.- Método de predicción del tiempo atmosférico. Los doce primeros días del mes de agosto regían –marcaban el tiempo que haría- cada mes del año siguiente. El día decimotercero marcaba el tiempo de todo el año.

Caniculao, cielo.- Rojizo. La puesta de sol en ciertos días del verano presenta un cielo rojizo, para los mayores era presagio de tiempo revuelto y tormentas.

Cantos.- Piedras pequeñas. “No tiréis cantos, no deis a alguien”.

Caño.- Fuente pública. Antes de meter el agua en las casas, los caños del prado o de la fuente Santa eran lugares muy concurridos. Los caños de la laguna funcionaron hasta hace unos años.

Carrá.- Camino de. “Tengo un majuelo por carrá Malapartida”.

Casero.- Gorrión (pajarillo).

Cesto asnal.- Cesto de mimbre que se usaba en la vendimia, como el cuévano, pero mayor; aproximadamente en él entraban los racimos contenidos en tres cuévanos. Se transportaban en carros o en "asnos" (de ahí lo de asnal), suspendidos por una soga, uno a cada lado del animal.

Cincho.- Cinturón.

Clisar.- Quedarse embobado. “Se quedaba clisao mirando la televisión”.

Coche correo.- Línea regular de autobús que cubría el recorrido Peñaranda, Bóveda, Mancera, Salmoral y Malpartida. Hacía dos viajes diarios de lunes a sábado. El primero partía de Malpartida y llegaba a Peñaranda a la hora de coger el tren a Ávila y Madrid. El segundo partía a las 17 horas de Peñaranda. Los jueves había servicio suplementario al mediodía, para traer a la gente del mercado de Peñaranda.

Coger las varas.- Ser mayordomo de una de las cofradías religiosas.

Corajina.- Gran disgusto o sofocón. “Cuando se enteró, se cogió una corajina”.

Colación.- Ágape, convite ofrecido por los mayordomos, generalmente en su casa, tras la misa mayor. Acudían familiares, amigos y el señor cura. Hubo colaciones en las que se hizo mucho gasto, contrataron músicos y echaron baile.

Cólico miserere.- Peritonitis, nombre antiguo de la enfermedad que se utilizaba en Salmoral y en otros muchos lugares.

Comedor.- Glotón en sentido despectivo (insulto).

Como una exalación.- Muy rápido, como un relámpago. “Los coches por la carretera pasan como una exalación”.

Conchabar.- Juntar dos piezas, poner de acuerdo.Escudo del Honrado Concejo de la Mesta

Cordel.- Referido a lugar geográfico, el cordel de Merinas que cruza al noreste del término, ruta de la Mesta de Rivilla a Medina del Campo.

Coreto.- Desnudo.

Coripatos.- Desnudo, sin ropa. "... lo vi en coripatos"

Corrobla.- Reunión de amigos con comida o merienda. Se hacían corroblas en fiestas señaladas, cuando se corrían los gallos, sorteo de quintos, las Aguederas, la vendimia y cuando había cualquier motivo de celebración.

Corva.- Zona opuesta a la rodilla.

 

Criado.- Obrero que vivía en casa del amo -sólo iban a su casa a dormir- y realizaban todas las tareas agrícolas. Se contrataban de San Pedro a San Pedro. No tenían la acepción peyorativa que hoy pueda parecer, los criados eran obreros privilegiados respecto de los temporeros, porque aseguraban su salario anual.

Cuartear.- Agrietarse por sequedad. “Los segadores tienen la piel cuarteada del sol”, “Al final del verano la tierra está cuarteada”.Tabacos de picadura y librillo de fumar

Cuarterón.- Antiguo paquete de picadura de tabaco. Se llamaba así por pesar un cuarto de libra, es decir 115 gramos. Era el tabaco que fumaba todo el mundo, se llevaba en petacas de cuero y los cigarrillos se liaban con papel de fumar. El tabaco más selecto era el “caldo”, “caldo de gallina” o “Ideales”, lo fumaba el señor cura y pocos más, pues era mucho más caro. Hasta hace unos años, Salmoral contó con estanco de tabacos, el último estuvo en el “comercio de la Manola”, en la calle de Alba.

Cuarterones.- Pieza de las ventanas de madera, puertecita para ocultar la claridad de los cristales.

Cuca.- Vulva, parte externa del aparato genital femenino. “Los niños tienen cola y las niñas cuca”.

Cuevano, cuevanillo.- Cesto de mimbre donde se recogían los racimos en la vendimia. Tambien se usaban para la paja.

Culeca.- Clueca, gallina en periodo de incubación de sus huevos.

Ch

¡Chacho!.- Expresión muy habitual, forma amable de dirigirse a un conocido. “¡Chacho!, cuanto tiempo sin verte.”.

Chapar.- Acción de mojar. “No me chapes”.

Charro.- Vestido sobrecargado de adornos o colores.

Chiscar.- Quemar, prender fuego a algo.

Chispa.- Rayo.

Choa o chova.- Pájaro parecido a una pequeña corneja de color negro. En los chopos y olmos de la alameda del Marqués se criaban bandadas de choas que al caer la tarde graznaban al unísono.

Chocho.- Grano de cereal. “Se le metió un chocho de trigo en la oreja y tuvo que llegarse a ver al Médico”.

Choto.- Zurdo.

Churra.- Ternera.

D

Dar el fato.- Oler a algo. Figuradamente, intuir algo.

Dar la hora.- Dar los buenos días/tardes/noches. “No se miran, no se dan ni la hora”.

Dar palique.- Buscar conversación.

Derrengado.- Sufrir dolor por exceso de carga en la espalda de persona o animal. “Iba derrengado con el costal de dos fanegas de trigo

Darse una jupa.- Hacer un sobreesfuerzo, darse la paliza.

De balde.- Gratis, sin contrapartida o contraprestación.

De veras.- De verdad.

Desacarreo.- Complicaciones o problemas que rompen la rutina y orden diario.

Desechar la llave.- Abrir una puerta trancada.

Diezmo.- Impuesto de carácter religioso. Se pagaba en la casa del diezmo, a los pies de la iglesia.

E

Echar un parlao.- Pararse a hablar, conversar.

Emberenchinarse.- Enfadarse mucho.

Emperejilarse.- Prepararse y arreglarse para salir de fiesta. “Nada más empezar a sonar el baile, ya se ha emperejilao”.

Enalvado.- Objeto metálico que quema por haber estado al fuego.

Encapotao.- Relativo al tiempo atmosférico, cielo cubierto de nubes.

Enconao.- Herida infectada.

Enfurruscao.- Enfadado, mohíno.

Engarañao.- Tener las manos tan frias que no se pueden juntar los dedos.

Entero, (burro o caballo).- No castrado. Los burros enteros daban muchos problemas a sus dueños, cuando veían una burra en celo, los animales, atendiendo a su instinto perdían el control, rompían la cabezá y descabalgaban al dueño.

Escaramojo.- Fruto de la zarza de color rojo fuerte.

Espadaña.- Estaba en el sobrao debajo de la teja y soltaba bastante polvo, no creo que ningún desván lo tenga aún.

Espantajo.- Persona que estorba o se pone en medio. “¡Quita de aquí, espantajo!”.

Espelde.- Mal garbo o prestancia. “¡Vaya espelde!”.

Espetar.- Soltar una palabra, decir.

Espigo.- Regalos de los invitados a los novios en una boda, en dinero o especias.

Esquilas.- Campanas más pequeñas de la torre de la iglesia.

Estacar.- Sujetar una caballería atándola a una estaca –clavo de hierro o madera- clavada en el suelo, para evitar que se escape.

F

Fardel.- Bolsa de tela para contener alubias, pipos, garbanzos o las bolas del juego de la lotería.

Forastero.- Persona que no vive en el pueblo. “Por San Roque vienen los forasteros”.

Fréjoles.- Judías verdes. Verdura de temporada, se cultivaban a principios de verano en las huertas de la fuente la Olla.

Fresquera.- Cajón que se colgaba en una habitación sombreada y fresca para guardar los alimentos perecederos. La puerta tenía una malla de alambre para evitar que entrasen moscas.

Fresquero.- Pescadero ambulante. Félix, el fresquero de Peñaranda traía la pesca un par de días por semana. Daba pregón y ponía su puesto en la Plaza. Al principio venía en moto, aunque hay quien le conoció con una mula. Fue evolucionando con los tiempos y trajo coche, por último, venía en una furgoneta frigorífica con megafonía, con la que anunciaba su producto: “Ha llegado el pescadero, con pesca de todas las clases: sardinas, verdeles, pescadilla fresca y pescadilla congelada”.

G

Gajo.- Trozo de un racimo de uvas.

Galbana.- Desgana, pereza.

Gallinaza.- Excremento de las aves.

Galmarzas.- Planta de las margaritas silvestres. Se recoge para alimento de los conejos de corral.

Gavilla.- Manojo de mies segada. Hacer buenas gavillas.- (Figuradamente) Referido a personas que se llevan bien.

Gorriato, gurriato.- Vencejo (pájaro). Cuando se limpiaban algarrobas en el prado, los gorriatos volaban próximos para cazar los cocos de las garrobas.

Güero.- Huevo de ave fecundado.

H

Hacer un mandado.- Ir a un recado

Hambrón.- Glotón (insulto).Sello de la Hermandad

Hermandad, la.- Hermandad de Agricultores y Ganaderos, órgano de representación del sindicato vertical.

Hostigar.- Acosar, molestar, agredir. “No me andéis hostigando las ovejas”.

I

Implao.- Se decía de las ovejas cuando comían muchas espigas y bebían agua, se implaban y había que sacrificarlas. También se aplicaba a las personas cuando se habían dado un atracón. Fue célebre la frase de un salmoraleño: “Me he comido un casero (gorrión) y estoy implao”.

J

Jabetá.- Corte o roto en la ropa o en la piel.

Jaldegar o faldegar.- Pintar con cal las paredes, era el mejor pigmento para las paredes de adobe o tapial. Se solía faldegar en torno al Corpus, en especial las casas que cogían las varas del Santísimo.

Jincar.- Hincar, clavar.  “Jincó la estaca bien para que el burro no la arrancase

Jupa.- Sobreesfuerzo. “Me di buena jupa cavando la viña”.

Juanpajón .- Término para referirse a las personas simples, sin malicia.

Juego pelota.- El juego en sí mismo y el lugar donde se celebra (frontón). También se usa para indicar el lugar geográfico donde se encontraba. “El camposanto está por el juego pelota”.

L

Lagarejo.- Racimo de uvas. En el ambiente festivo de la vendimia, los vendimiadores se arrojaban lagarejos o se los restregaban por la cara.

La raya.- El límite del término municipal.  “La viña de mi abuelo está en la raya de Mancera”.

Ladero.- Ladeado o colocado en un lado.

Lía.- Cuerda trenzada de esparto que se utilizaba para atar los haces en la siega.

Lindero.- Que está junto a algo. “Tengo una tierra lindera de la tuya”.

M

Machorro.- Estéril en sentido despectivo.

Majo.- Forma cariñosa. “Si majo, vienen a tocar los Talaos”

Majuelo.- Antigua tierra de viña. La Concentración Parcelaria de los años 60 agrupo en parcelas las tierras de cereal, dejando para una segunda concentración –que nunca se hizo- las viñas y majuelos. Las viñas se arrancaron y el término quedo salpicado de pequeñas tierras entre las grandes parcelas.

Mamola.- Garganta. A los críos pequeños se les decía: “Mira un pajarito sin cola”; cuando alzaban la cabeza, les hacían cosquillas en la garganta, diciendo: “Mamola, mamola, mamola”.

Mandao.- Un recado.

Mandil.- Especie de delantal.

Mandilón.- Insulto, algo así como entrometido, cocinilla.

Manojo.- Haz de sarmientos trenzado.

Meter el cuezo.- Entrometerse en un asunto en el que se es ajeno. “Siempre tienen que venir a meter el cuezo”.

Mieja.- Un poco de algo. "Echame un mieja más de vino"

Mirasol.- Girasol.

Mocho.- Referido a animal sin cuernos.

Modorra.- Somnolencia, sopor profundo.

Modorro.- Enfadado, obstinado.

Mollar.- Referido a alimento que está blando. “Cómete esta pera que está mollar”.

Molledo.- Miga del pan.

Mondar.- Vaciar el pozo y limpiarlo de barro. Pelar la fruta.

Mondas.- Pieles de la fruta pelada.

Montaraz.- Del monte. Persona hosca en el trato.

Moquero.- Pañuelo para la nariz. “¡Vaya velas!, toma el moquero y límpiate”.

Mostagán.- Gandul (insulto).

Mostrenco.- Figuradamente, obstinado, cabezón.

Muelo.- Montón de grano limpio de paja.

Mureco.- Carnero, oveja macho.

Muladar.- Lugar donde se almacenaba la basura; se quemaban periódicamente. Los muladares se situaban a la salida del pueblo por carrá Macotera, hace unos años se implantó el servicio de recogida de basuras de la mancomunidad Margañan y los muladares desaparecieron.

N

No tratarse.- No hablarse, estar enfadados. “No se tratan desde que partieron las tierras”.

Nublao.- Tormenta. Los nublaos eran muy temidos en las economías sustentadas en la agricultura extensiva tradicional.

Ñ

Ñudo.- Nudo.

O

Ondín.- Tirachinas fabricado por los muchachos para lanzar cantos. Constaba de una horquilla de madera con forma de “Y”a la que se ataban dos tiras de goma y un trozo de material (cuero).

Os, os.- Voz para espantar animales.

Ostribar.- Dejar un objeto encima de algo, apoyar. “Lo he dejado ostribado en la mesa”.

P

Panera.- Almacén de grano, dependencia de la casa de los labradores.

Panzaburro.- Nubes negras y panzudas cargadas de agua.

Papelero.- Adulador. “Anda, no seas papelera”.

Papo.- Buche de las aves.

Pedir lumbre.- Solicitar fuego para el cigarrillo.

Pedrea, pelliza.- Granizo. “Una pedrea  tumbó la cosecha”.

Pellica.- Piel de animal o prenda de vestir hecha con piel de animal.

Pelliquero.- Tratante en pieles. Salmoral era conocido en la comarca como el pueblo de los pelliqueros por la abundancia de personas que ejercían dicho oficio.

Peluchar.- Perder el pelo, referido a animales. “Ese gato tiene sarna o está peluchando”.Diez céntimos

Perra (gorda o chica).- Antigua moneda equivalían a 5 y 10 céntimos (centésima parte) de peseta.

Percance.- Accidente. “No carguéis más haces, no trastorne el carro y tengamos un percance”.

Perniquebrarse.- Dañarse o romperse una pierna o pata (aplicado a personas y animales).

Pesca, la.- Pescado fresco en general que traía el Fresquero.

Pesquisa.- Encargo. Las mujeres de los carniceros al caer la tarde recorrían el pueblo recogiendo las pesquisas de carne para el día siguiente. Esa noche se mataba y al día siguiente distribuían los pedidos con una cesta de mimbre.

Pingar.- Colgarse de algo. Los críos esperaban en el prado al coche correo y se pingaban para llegar subidos al pueblo.

Pinta, una.- Trago de vino o de agua. Muchos acontecimientos sociales terminaban con una pinta, por ejemplo, cuando llegaba un carro cargado de sacos de grano, todo el que andaba cerca se arrimaba a ayudar en la descarga. El beneficiado, agradecido, sacaba un jarro de su bodega para convidar a una pinta.

Pipo.- Pepita o hueso de la fruta (manzana, sandía, etc).

Pipos.- Judías pintas.

Pispajo.- Niño pequeño inquieto y vivaracho.

Pitera.- Herida en la cabeza. “Le tiró un canto y le hizo una pitera”.

Pos luego.- Por supuesto, desde luego que sí.

Potajero.- Muchacho que enreda.

R

Ratonera.- Ballesta, trampa de alambre para atrapar pájaros. Las había de varios tamaños, las más grandes eran para los tordos, y las chicas para gorriones.

Rebujón, hecho un.- Envuelto, arropado.

Recio.- Duro, fuerte o de gusto fuerte. “Las aceitunas barranqueñas son recias”.

Recular.- Maniobra que consiste en hacer andar hacia atrás el carro o la yunta.

Renchir.- Rellenar. “Como ya ha empezado a fermentar, hay que renchir las tinajas”.

Renegar.- Protestar, hacer algo con desgana. “Siempre anda renegando”.

Reñir.- Discutir o regañar “Ve ligero y no riñas en la Escuela”.

Rescaño.- Primer trozo que se corta de un pan de hogaza, es el trozo de más corteza. Se hacían dos clases de panes, grande (de dos kilos) y chicos (de un kilo).

Respingo.- Brinco “La mula dio un respingo”. Las caballerías respingaban cuando se espantaban o les picaba la mosca (tábano).

Retortero (traer al).- Inquietar a alguien, no dejarle parar.

Revenido.- Reseco, ajado.

Revuelto.- Referido a tiempo atmosférico, tiempo cambiante a peor, nublao cerca o mala nube.

Rocador.- Cucurucho de papel usado en los comercios para envolver. “El Tío Confitero vendía rocadores de almendras –garrapiñadas- en la Plaza los días de la Fiesta”.

Rollo.- Piedra grande.

Romana.- Instrumento que sirve para pesar. Utilizado principalmente los vendedores ambulantes, aunque también estaban en las casa particulares para uso domestico, o donde vendían carne.

S

Sarnoso.- Que tiene sarna, aunque usado como insulto es equivalente a asqueroso o sucio.

Saltigallo.- Saltamontes. A finales del verano las eras del prado se llenaban de pequeños saltamontes, los muchachos los cazaban para cebo de las ratoneras.

Se conoce que...- Según parece. “Se conoce que no va a venir el señor Gobernador”.

Solana.- Sitio donde da el sol de lleno.

Sobrao.- Parte alta abuhardillada de la vivienda, se utilizaba para guardar granos y los achiperres de la labor.

Sollar.- Desollar, despellejar, quitar la piel a un animal. “Tenía las manos solladas de las maromas del trillo”.

T

Táina o Toña. Coz propinada por una caballería.

Tanda.- Pequeña cantidad de dinero que se daba a los niños por los familiares, en los domingos y los días de las fiestas.

Terciar.- Mediar, poner paz.

To.- Claro, por supuesto.

Tocada.- Fruta que estaba un poco estropeada o dañada.

Topetazo.- Golpe, choque. “Los murecos se daban topetazos en el prado con las cuernas”.

Tostón.- Cochinillo asado. Era el plato de las fiestas y celebraciones, se asaba en el horno del pan de la tahona.

Tralla.- Especie de látigo para motivar a los animales de labor.

Transio.- Aterido de frío, encogido.

Trastornar, el carro.- Volcar.

Trillique.- Mozo que se contrata para trillar la mies en las eras.

Tuvon.- Tuvieron. “Tuvon un percance viniendo por carrá Río”.

Tutano.- Hueso de la fruta (melocotón, albaricoque).

U

Uvas pajaruleras.- Uvas pequeñas, generalmente tintas, que producían poco mosto. Eran las preferidas de los pájaros; de ahí posiblemente su adjetivo.

Uvas caganchonas.- Uvas un poco mas grandes de lo habitual, de ollejo grueso, que producían frecuentes diarreas.

V

Vasar.- Repisa, tabla en la pared para ostribar objetos.

Velahí o Veloahí.- Así es, es así.

Vinon.- Vinieron.

Violín.- Moscardón que merodeaba por las eras en torno a los baluartes dell carro.

Verdel.- Chicharro, pescado azul. En el País Vasco llaman verdel a la caballa pero en Salmoral, el verdel es el chicharro y se prepara en salsa verde.

Z

Zagero.- El último, lo que va detrás ¿a la zaga?.

Zaleo.- Cosas desordenadas en la casa.

Zancajos.- Pies grandes.