Siglo XX (Primera mitad)

La gripe de 1918

En septiembre de 1918 llegó a Salmoral "la gripe española", una epidemia que azotó el mundo entero causando veinticinco millones de muertes. Es el último coletazo de las grandes catástrofes demográficas que asolaron la población desde la edad media.

Nuestro pueblo no fue de los más afectados, sin embargo, la gripe tuvo una notable incidencia en la zona:

(Pandemia 1918-19)

Población

Afectados

Defunciones

Salmoral
1614
800
13

Peñaranda

4221

1450

50

Macotera

3250

2620

38

Santiago de la Puebla

1347

1100

37

Alaraz

1876

677

24

Salmoral en 1933

El Anuario de  BAILLY BAILLIERE Y RIERA REUNIDOS de 1933 nos ofrece datos de los oficios y personas del pueblo. (Información proporcionada por la Web de Moriscos):

SALMORAL. Villa con Ayuntamiento de 1.389 hab. de hecho y  1.481 de derecho; a 15 Km. de la cabeza de partido (Peñaranda de Bracamonte), cuya estación es la más próxima, y 42 de la capital. Camino vecinal que enlaza Peñaranda con Malpartida. Fiestas el 2 de mayo y 14 de septiembre. Produce cereales, vinos y algarrobas.

Alcalde
: D. Emeterio Méndez
Secretario: D. Lorenzo Arrimadas Martín
Juez Municipal: D. Jesús Martín
Fiscal: D. Benjamín Hernández
Párroco: D. Pablo Portero
Escuelas Nacionales: (Profesores) Dª Mariana Bellido y D. Segundo Hernández
Correos: D. Faustino García
Sociedades: Gremio de Labradores, Pósito de Agricultores
Abacerías(Puesto o tienda donde se venden al por menor aceite, vinagre, legumbres secas, bacalao, etc.): Lorenzo Arrimadas, Genaro Martín, Diego Sánchez, J. Manuel Sánchez
Aguardientes (Fábrica): Cecilio Martín
Albañiles (Maestros): Manuel García, Tomás García
Barberías: José Blázquez, Manuel Martín, Mateo Plaza
Cafés: Efraín Barrios, Pascasio Barrios
Carnicería: Manuel Blázquez
Carpintería y construcción de carros: Antonio García
Cereales (Exportadores): Juan Esteban, Leoncio García, Julián Hernández, Andrés Martín, Eleuterio Méndez, Andrés Sánchez
Confitería: Emiliano Durán
Electricidad (Suministro): Jesús Martín
Estanco: Lorenzo Arrimadas
Farmacia: César Velasco
Harinas: Hijos de Demetrio Corral,  Jesús Martín
Herrador y herrería: Hijos de Pablo Salinero
Médico: Lorenzo Almeida
Panadería: Jesús Blázquez
Propietarios: Lorenzo Arrimadas, Juan Manuel Martín, Regalado Plaza
Taberna: Telesforo García
Tejidos: (Comercio): Miguel Blázquez
Vinos (Cosechero): Heredero de Emiliano Méndez
Zapaterías: Pascual Barrios, Cirilo García, Domingo García

La Guerra del 36

La guerra civil de 1936-39 y la posguerra no trajeron represalias políticas de importancia, aunque si hubo alguna baja en el frente y algún accidente desafortunado en el pueblo. Desde el principio de la contienda, la comarca se sumó al Alzamiento de Burgos, fue "zona nacional" y no hubo frente de combate.


Billete de 50 ctms de la II República

En los años previos a la guerra, Salmoral contó con Casa del Pueblo. Durante la contienda, el pueblo alojó soldados de retaguardia en un hospital de sangre habilitado en una vivienda, por donde pararon tropas moras. Se  formó una guardia cívica que patrullaba el Prado y el Alto "por si llegaban los rojos".


Brazalete de la Guardia Cívica de Salmoral. 1936-39

En el año 34 la represión patronal originó varias muertes en el pueblo de Palaciosrubios y la solidaridad del movimiento campesino se extendió a pueblos muy próximos al nuestro, como Macotera, Santiago de la Puebla y Mancera de Abajo; lugares donde se produjeron violentos sucesos con víctimas. En Salmoral, según los mayores, la intervención del Alcalde D. Eleuterio Méndez "Lute" fue decisiva y evitó revanchas de uno y otro lado.


Sello de la Alcaldía Constitucional de
Salmoral de un documento de 1934

Se vivieron días de miedos, angustias y necesidades, superadas por el esfuerzo diario de nuestros mayores. Al acabar la guerra, Salmoral dono a la diócesis de Ávila -a la que aún pertenecía- un san Ramón Nonato para las iglesias que habían perdido sus imágenes por la quema durante la contienda.

El 9 de julio de 1939 explotó el Polvorín de Peñaranda. El estallido pudo oírse en Salmoral, medio Peñaranda quedó devastada. El pueblo acogió en casas particulares a peñarandinos que lo perdieron todo, hasta que pudieron regresar a sus casas.


Célula Personal de 1942.
Documento de identificación previo al DNI


Cartilla de Racionamiento. Años 40

 

Artículo siguiente