PREGON DE LAS   FIESTAS

San Roque 2006

         Cuando el  Alcalde me pidió  que fuese el pregonero de las fiestas, “yo” que me apunto a un bombardeo y que no me callo ni debajo del agua

Dije inmediatamente que  si .

Después, de que se me pasase ese primer momento de euforia, entendí la responsabilidad que había asumido, hablar delante de todos vosotros, mis vecinos, amigos, familiares y sinceramente tengo que reconocer que este compromiso me  asusto,  pues no estaba  seguro de estar al nivel de los pregoneros anteriores, que es ,lo  que vosotros os merecéis.

Fotografía de Valentín Ortiz

Intente hablar con Carlos con la idea  de renunciar, pero claro como lo hice llamando a su móvil, no lo  conseguí, ya que siempre me daba  fuera de cobertura.

Por lo que no me quedo otra opción que confiar en la buena suerte del principiante y aquí estoy,  ante todos vosotros, pero ya sin miedo, pues tengo que hablar de mi pueblo al que tanto quiero, y cuando se habla de algo que se quiere y  se siente muy dentro, por sencillas que sean las palabras, si salen directamente del corazón, el miedo desaparece, y con el corazón estoy hablando.

El primer pensamiento que me vino, es, el tratar de  entender que significan estas fiestas  para nosotros. Salmoral un pueblo mayoritariamente de agricultores y ganaderos muy apegado a la tierra y sus orígenes, solía convertir en fiestas sus momentos mas importantes.

La fiesta del Mayo y de la Cruz que para los jóvenes significaba el paso  a su edad adulta.

San Roque y el Cristo el fin de la siega y la recolección.

Las fiestas, no solo eran de diversión y baile, si no que tenían  un profundo sentimiento religioso y además era el  momento de lucir nuestras mejores galas y por supuesto estrenar algo.

Recuerdo muy bien aquellas fiestas, con los Talaos, los bailes en la plaza,  los confiteros vendiendo dulces, que ahora llamamos chuches.

No soy de los que creen, que cualquier tiempo pasado fue mejor, recién comenzado el nuevo siglo y milenio, quiero referirme a los jóvenes y recordarles, que el entusiasmo y el buen hacer que nos han legado nuestros mayores, tiene que ser trasmitido a las nuevas generaciones.

Fotografía de Valentín Ortiz

El tiempo pasa para todos y nuestras fiestas y nuestro pueblo, también acusa su paso, ya no son, solo fiestas de baile, ahora tenemos otras actividades que complementan estas fiestas, teatro, cine, cantantes exposiciones, recitales poéticos, juegos diversos, son además fechas de reencuentro de amigos y familiares.

El numero de peñas crece cada año, y no quiero nombrar a ninguna porque es seguro que alguna me dejo en el tintero, y todas, junto con los vecinos y visitantes hacen que cada año seamos mas a honrar a nuestro Santo y nuestras raíces.

Pero es de justicia hacer una mención especial al Ayuntamiento y a la Asociación de vecinos y amigos de Salmoral, que han conseguido que tengamos algo más que ilusión y espíritu de superación.

Hoy podemos disfrutar de una biblioteca, una sala multiusos, conexión a Internet.         

Y como buen Salmoraleño , tengo que hacer unos mandaos.

Sr. Alcalde:  que dicen algunos vecinos, que podría Vds. Buscar  a alguien que sepa  usar el TAN,  TAN o hacer señales de humo  y lo mande a lo alto del campanario y así podría ser el repetidor  y tener la cobertura adecuada para los móviles.

Todos le damos las gracias por lo de la plaza,  la SAL-40 , los locales de la biblioteca y la sala multiusos y  también por lo de la fuente la Olla, pero que podría Vds  recuperar otros de los lugares mas emblemáticos de nuestro pueblo, para disfrute y goce,VISUAL” , de todos, como los caños, las fuentes, la  alameda, y ya puestos se podría mejorar el equipamiento y reparar el polideportivo del  “prao.”

En fin Sr. Alcalde , yo, ya he “cumplio” con el mandao ahora es Vds y su corporación la que ha de hacer,  y estamos seguros que  hará todo lo que pueda.

Como decía el viejo profesor D. Enrique Tierno Galván  los pregones, tienen que ser como las minifaldas, cortos y que enseñen mucho.

Como, para enseñar hay que saber, y ,yo se poco, cumpliré por lo menos el primer precepto.

Tan solo me queda dar las gracias

Al Ayuntamiento que me ha dado la oportunidad de dirigirme a todos.

A mis amigos por saber aguantarme

A mi familia que con su ejemplo me ha enseñado todo lo que soy.

Y  ahora levantemos la veda a los refrescos, los achuchones, los pasodobles , el rock and roll ,  y, gritemos todos juntos.

VIVA SAN ROQUE.

VIVA SALMORAL

Sebastián Galán Pérez